Cómo gestionar la incertidumbre

El miedo a lo desconocido, a no saber lo que va a suceder a continuación o a no saber cuál es el siguiente paso en nuestra trayectoria profesional, es una sensación que a la mayoría nos agobia y estresa. Y es que actualmente debido a nuestro estilo de vida, necesitamos saber que va a pasar a continuación para sentirnos seguros.

La incertidumbre es algo que todo hemos llegado a experimentar en algún punto, pero actualmente es un problema recurrente en muchas personas, sobre todo en la población joven que está a punto de terminar sus estudios. Es normal que esta situación produzca sensaciones de ansiedad, pues nuestro contexto actual no ofrece garantías de desarrollo lo suficiente claras como para llegar a sentirnos cómodos.

Existen dos componentes importantes que nos impiden realizar cambios por miedo a no saber lo que va a suceder. El primero es la Sensación de seguridad que percibamos de nuestro contexto social, contra más garantías veamos, más fácilmente asumiremos riesgos.

El segundo componente es nuestra flexibilidad psicológica, el hombre es un animal de costumbres, por lo que afrontar decisiones sin conocer las variables o sin estar seguros de que disponemos las competencias nos es difícil.


Entonces ¿Cómo gestionar la incertidumbre?

  • Lo primero es aceptar nuestros sentimientos. La preocupación es una emoción que nos permite prepararnos ante un peligro, permitir sentirla sin bloqueos puede ayudarnos a escoger bien.

  • Saber cual es nuestro objetivo. Ser capaz de establecer metas, nos permite tomar las decisiones con mayor determinación.

  • Valorar nuestros recursos y habilidades para afrontar los desafíos. Es importante tener presente en que somos buenos, que recursos de tiempo y económicos tenemos por si las cosas van mal, y por supuesto conocer cómo nos puede apoyar nuestro entorno. Si nos sentimos apoyados, las decisiones se toman con mayor facilidad.

  • Establecernos objetivos a medio y a corto plazo. ¿Cómo puedo acercarme a mi meta de aquí a 1 año? ¿Qué puedo hacer de aquí al mes que viene? ¿y esta semana?

Si lo necesitas existen multitud de recursos en línea que te ayudarán a tener un mejor plan, recursos como ¡el realizar un análisis DAFO. Que te permite ser más consciente de las variables involucradas al tomar decisiones. Por otro lado, establecer metas enfocadas con tus valores personales, establecer objetivos a medio y corto plazo te permitirá tener la sensación de progreso. La incertidumbre puede jugar malas pasadas, y sembrar muchas dudas. Valorar nuestros progresos, nos facilitará seguir avanzando en nuestros propósitos y hará que esas dudas se disipen.



Por último, es importante tener en cuenta que tomar decisiones es difícil pero que es necesario hacerlo. El hecho de no hacer nada y esperar a que se solucione, aparte de estancarnos, también es una decisión y va en nuestra contra. Por lo que si tienes que decidir que sea buscando tu bienestar personal.


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo