top of page

¿Cómo se diagnostica la depresión? | North Psicólogos

La depresión, como bien recordábamos en otros post, es un estado que sufren muchas personas a lo largo de la vida caracterizado por una tristeza persistente, por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfrutan, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades del día a día, pero, ¿Cómo se diagnostica la depresión?.

El diagnóstico de la depresión no se hace a través de un escáner, una resonancia o cualquier tipo de prueba en la que se analice un cambio fisiológico en una parte de nuestro organismo, sino que se realiza a través de lo que se conoce como una entrevista clínica entre un terapeuta y la persona afectada. 

La entrevista clínica la completa un profesional especializado en el ámbito de la salud mental o la depresión, como un médico, psiquiatra o psicólogo y en ella, mediante preguntas, se examinan diferentes aspectos que llevan a la exploración de los síntomas que la persona manifiesta sentir o tener.

Algunos de los aspectos que se evalúan son durante la entrevista son: pensamientos, sentimientos o emociones que la persona afectada tiene, comportamientos que realiza, síntomas que pueda tener como sueño alterado o cambios en el apetito, nivel de actividad diaria, relaciones con los demás o el cómo le afecta en su día a día todo esto. También se exploran otros antecedentes que hagan entender qué ha podido ocurrir y por qué la persona ha llegado a ese estado.



 

Los síntomas que se evalúan tienen que haberse manifestado mínimo durante 2 semanas, para no confundirlos con una situación puntual en la que la persona haya podido perder algo y esa pérdida haya provocado tristeza u otros síntomas relacionados con la depresión pero que son normales y adaptativos cuando ocurre un cambio así.

A su vez, también se puede complementar el diagnóstico con alguna prueba psicométrica como son cuestionarios o testes. Algunos ejemplos son: Inventario de Depresión de Beck (BDI-II) la segunda edición, La Escala heteroaplicada de Hamilton para la Depresión (HRSD) o La Montgomery Asberg Depression Rating Scale (MADRS). Todos estos cuestionarios se centran en los síntomas más característicos de la depresión y su gravedad.

Para realizar esta evaluación, también es importante crear un clima cálido y mostrarle a la persona que se le está ofreciendo ese espacio seguro en el que no se le va a juzgar por lo que pueda expresar. Esto ayudará al terapeuta a recabar más información si hay más predisposición por parte del afectado.

 

Así, es importante hablar con libertad sobre las cosas que se consideren de interés para comprender lo que le pasa, mostrarse neutral y natural, y aún más importante, garantizar la confidencialidad de lo que se está hablando. A veces puede resultar muy difícil hablar de sentimientos o de situaciones que generan dolor, por eso es fundamental tener en cuenta estos aspectos y asegurar la privacidad.

La entrevista puede durar lo que el terapeuta considere oportuno para tener una información clara y poder dar un diagnóstico preciso, aunque en una media de 2h se puede tener una información más detallada de lo que ocurre. Si quieres conocer más sobre la depresión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page