top of page

¿Cómo superar una ruptura amorosa con hijos? | North Psicólogos

Las rupturas amorosas suponen siempre un gran impacto emocional en la vida de quien experimenta la pérdida de una persona con quien ha estado vinculada afectivamente. En el anterior post vimos cómo trabajar en una ruptura amorosa y las pautas a nivel individual que ayudan a sobrellevar el duelo. 

En este post, es importante saber que el impacto de una separación afectará también a nuestros hijos, por lo que hay que tener en cuenta nuestras emociones y con ello validarlas, pero también las necesidades emocionales de nuestros hijos, así como el impacto que nuestras propias emociones van a tener en ellos. Entonces, ¿Cómo superar una ruptura amorosa con hijos?.



  • Hablar con naturalidad de lo que ha pasado con ellos, pero de la forma más objetiva posible, sin entrar a detalles que no sean importantes porque solo pueden suponer una carga emocional más que tengan que soportar ellos. 

  • Prestar atención a las necesidades emocionales o afectivas de cada hijo. Cada uno puede llevarlo de una forma y estar más o menos afectado. Para ello, válida cómo se siente, muéstrale comprensión y enseña a regular sus emociones, necesidades y comportamiento. 

  • No hables mal de la otra persona. Aunque estés sintiendo mucha rabia, es importante cuidar lo que transmitimos, ya que puede influir negativamente en cómo tus hijos pueden ver a la otra persona y sentir ese enfado o decepción hacia ellos cuando la ruptura no ha sido con ellos. 

  • Tener cuidado con no aceptar las elecciones que hacen nuestros hijos. Muchas veces tus hijos van a querer estar con tu ex pareja y es importante no dejar que las emociones de rabia o dolor vayan por delante y animar a tus hijos a que también pasen tiempo con la otra persona, cuidando el vínculo que tienen con él/ella. 

  • Cuida los reproches, comentarios, lenguaje no verbal, chantajes en cualquier momento en el que los hijos hablen de la otra persona, manifiesten que lo echen de menos o se vayan a ir a la otra casa, que vean que tienen tu apoyo también a pesar del dolor.

  • Nunca les hagas escoger entre uno u otro, ya que no es justo para ellos y solo les va a generar inseguridad, sufrimiento, responsabilidad excesiva y culpa. 

  • Permítete estar mal delante de ellos sin culpabilizar o responsabilizar a nadie, sino validando tus sentimientos. Está bien que de vez en cuando vean que es normal sentirse así y que es importante manifestar el dolor y compartirlo. 

  • Trabajar la nueva rutina sin la persona que ya no conviven en la casa, así, reestructurar las actividades y el tiempo de nuevo para una mejor estabilidad en la casa y bienestar, ya que el divorcio es algo que puede mucho desestabilizar mucho las necesidades físicas y psicológicas de los niños. 

  • Sé justa con los tiempos que tiene pasar cada uno con los hijos, así tus hijos verán que a pesar de todo son prioridad y siguen siendo igual de importantes en la familia. 

  • Trabaja en ti mismo/a para que cada situación del día a día puedas manejarla de una forma saludable y que ni tú, ni tus hijos, ni vuestra relación se vea afectada de una forma negativa. 

A veces incluso la terapia es importante para normalizar que muchas veces no estamos preparados para pasar un duelo y es importante cuidar la salud mental.

Recuerda que toda emoción no dura para siempre, por lo que el dolor que sientes también pasará, así que es importante cuidarse a uno mismo mientras el proceso dure.


Si te interesa este tema, y quieres saber más sobre el, no dudes en ponerte en contacto y nosotros te ayudaremos.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page