DEPRESIÓN POST PARTO, QUÉ ES Y CÓMO AFRONTARLA

El nacimiento de un bebé es un momento vital estresante que puede provocar la aparición de intensas y variadas emociones desde la alegría y el entusiasmo hasta el miedo o la ansiedad. De hecho muchas mujeres después de ser madres sienten tristeza, ansiedad, crisis de llanto o cambios bruscos en el apetito o el sueño durante unos días o semanas y después desaparece y no son tan intensas y limitantes como para necesitar un tratamiento.


Pero estos síntomas pueden agravarse y dar lugar a la aparición de una depresión postparto. Se calcula que una de cada diez mujeres sufren depresión postparto y según la OMS la cifra podría aumentar a una de cada seis.


La depresión postparto se trata de un trastorno del estado de ánimo que puede presentarse desde poco después del parto y hasta un año después del mismo y no tiene un origen claro. Los síntomas duran más en el tiempo y son más graves por lo que requieren ayuda profesional para abordarlos.

Los síntomas más comunes son:

  • Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves

  • Llanto excesivo

  • Dificultad para relacionarse con el bebé

  • Aislamiento social

  • Grandes variaciones en el apetito y el peso

  • Grandes variaciones en el sueño o dormir mucho o incapacidad para dormir

  • Fatiga abrumadora

  • Anhedonia

  • Irritabilidad

  • Miedo a ser una mala madre

  • Desesperanza

  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza o insuficiencia

  • Disminución. De capacidad de concentración

  • Inquietud

  • Ansiedad o ataques de pánico

  • Pensamientos a cerca de lastimarse o lastimar al bebé

  • Pensamientos sobre la muerte y el suicidio


Si te sientes identificada con esto que has leído además de recibir el tratamiento adecuado para ti, te dejo alguna idea que pueda ayudarte a llevar mejor esta situación:

  • Dedícate un tiempo a ti misma: sabemos que los bebés necesitan a alguien 24 horas y que al convertirse en madre ese punto parece muy complicado de conseguir, pero procura encontrar pequeños espacios para ti donde puedas reconectar contigo y cuidarte.

  • Estate con los otros: la tendencia habitual es hacia el aislamiento y aunque haya momentos que necesites paz y tranquilidad, si estás pasando por esta etapa busca gente a tu alrededor con la que te sientas segura y tranquila, en la que poder apoyarte, no tienes que pasar esto sola.

  • Pide ayuda: no te avergüences por necesitar un apoyo emocional, para cuidar del bebé o hacer las tareas no tienes que poder con todo


Si en tu caso estás conviviendo con alguien que esté sufriendo una depresión postparto aquí te dejo algunos consejos para poder apoyarla:


  • Pregúntale y preocúpate por cómo se encuentra o cómo se se siente

  • Escúchala cuando quiera expresarse y no la juzgues

  • Invítala a pasear contigo

  • Prepararle una comida nutritiva

  • Dale un respiro en las tareas de la casa o del cuidado del bebé

  • Permítele tener pequeños momentos de autocuidado mientras tú te encargas de cuidar al bebé

  • Se paciente y amable

  • Cree en ella, recuérdale sus verdaderas cualidades y sus puntos fuertes


Espero que este blog os sea de ayuda, y si eres una de las madres que se siente identificada con todo esto y necesitas ayuda escríbenos y te ayudaremos de principio a fin con la mayor profesionalidad.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo