Depresión ¿Qué es y cómo reconocer sus síntomas?

Es habitual que en muchos momentos podamos sentir tristeza por algún acontecimiento que nos haya ocurrido. Esta emoción forma parte de nuestra vida y aunque podamos considerarla como algo desagradable, no es patológica en sí misma y se puede entender como normal.

Sin embargo, si esta tristeza es algo persistente y afecta a nuestro desempeño de la vida diaria puede que estemos hablando de algo patológico, como es la depresión, y es necesario que pidamos ayuda psicológica.

No se conoce cual puede ser el origen de la depresión, de hecho, la gran mayoría de los profesionales apostamos por un origen multifactorial y además puede ser una enfermedad muy silenciosa, lo que la hace más difícil de detectar.

Con el objetivo de poder identificarla correctamente y poder acudir a un profesional cuanto antes es importante que conozcamos cuales pueden ser los síntomas más frecuentes de la depresión.

¿Qué es la depresión?: Es un trastorno emocional que afecta física y mentalmente a todas las áreas de vida de un individuo: familiar, personal, social y laboral. Se caracteriza por:

  • Bajo estado de ánimo y sentimientos persistentes de tristeza, apatía y desesperanza la mayor parte del día, estando presentes casi todos los días.

  • Disminución del interés por todas o casi todas las actividades diarias, e incluso por aquellas actividades que eran gratificantes previamente.

  • Problemas de alimentación: pueden darse fuertes pérdidas o aumentos de peso o apetito.

  • Problemas por falta o exceso de sueño casi todos los días.

  • Sensación de fatiga o pérdida de energía.

  • Síntomas de ansiedad, agitación o inquietud recurrente. En ocasiones incluso puede darse un cuadro ansioso-depresivo, que tiene un gran desgaste para la persona.

  • Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva muy frecuentemente.

  • Disminución de la capacidad de memoria, concentración y racionalización, además de una mayor dificultad para la toma de decisiones.

  • Pensamientos negativos o catastróficos recurrentes, pudiendo llegar a tener una grave ideación suicida.

  • Irritabilidad y sensación de enfado recurrente con posibilidad de brotes de ira.

  • Síntomas físicos como dolores musculares en la espalda o de cabeza, muchos relacionados con el estilo de vida sedentaria muy común en los casos de depresión.

El hecho de no tratar una depresión puede tener graves consecuencias para la persona que la sufre y su entorno más cercano. Si te sientes identificado con algunos de estos síntomas y quieres empezar un tratamiento, ponte en contacto con nosotros, buscaremos el mejor profesional para ayudarte a superar tu situación actual, no estás solo.


107 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo