Pensamientos intrusivos ¿Qué son?


Los pensamientos intrusivos son aquellos que aparecen en la mente de manera repentina, que se convierten en repetitivos y generan malestar. Si tratas de alejarlo de la mente, vuelve con más fuerza y de manera recurrente.


Los pensamientos intrusivos tienen las siguientes características:


  • La aparición en la mente es espontánea.

  • Resultan inaceptables.

  • Consiguen que se les dedique atención.

  • Limitan la concentración.

  • Son molestos.

  • Son difíciles de eliminar.


Se puede aprender a gestionar este tipo de pensamientos, una de las primeras cosas que hace un psicólogo es identificar el origen de estos: infancia traumática o con dificultades, ruptura amorosa, problemas familiares/laborales/sociales entre otros.


Una vez que se tiene el origen, se puede empezar a detectar en qué situaciones se dan y podemos aprender a qué hacer con ellos.


Identifica esos pensamientos y qué emociones te suscitan.


  1. Tristeza: pensamientos de fracaso, pérdida.

  2. Miedo: pensamientos de peligro inminente.

  3. Ansiedad: pensamientos de amenaza.

  4. Ira: pensamientos de injusticia.


Haz un registro de los pensamientos, anota las situaciones que los acompañan y que actuaciones llevas a cabo para que desaparezcan. Sin olvidarte de las emociones que te suscitan.


Uno de los aspectos que puede dar más miedo es creer que puedes llevar a cabo ese pensamiento. Esto se debe a un exceso de control, tratar de controlar lo que no se puede controlar (los pensamientos), unido a querer estar seguro de que no va a ocurrir nada malo lleva a tener pensamientos intrusivos. Los pensamientos intrusivos se pueden clasificar por ejemplo en:


  • Pensamientos obsesivos intrusivos violentos: son aquellos que se relacionan con hacer daño a otras personas o a sí mismos.

  • Pensamientos perturbadores sexuales: se relaciona con fantasías y deseos eróticos.

  • Pensamientos obsesivos de muerte: eventos o imágenes relacionadas con la muerte.




Los pensamientos intrusivos aparecen cuando se tiene cansancio físico/mental, estado anímico bajo. Además, se quedan cuando se les alimenta al intentar borrarlos de la mente.


Algunos mitos sobre los pensamientos intrusivos son:


  1. Nuestros pensamientos están bajo control.

  2. Pensar en algo hace más probable que ocurra.

  3. Las personas con enfermedades mentales son las únicas que los tienen.


Saber gestionar los pensamientos intrusivos no es fácil, requiere tiempo y en ocasiones ayuda, si es tu caso, no dudes ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.


29 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo