Qué esperar de una terapia psicológica

Decidir ir a terapia no es sencillo, una de las razones puede ser por el estigma que hoy día existe alrededor de la terapia, todavía se piensa que ir a la consulta de una psicóloga es cosa de personas locas y no es para nada así. En consulta se encuentran personas con dificultades del día a día que no saben gestionar: problemas laborales, rupturas amorosas, heridas de la infancia entre otras.


Otra de las razones por las cuáles puede resultar complicado ir a terapia es el miedo a lo desconocido, inseguridad de qué me voy a encontrar, si habrá feeling con el profesional, qué me mandará hacer…


Una persona cuando decide ir a terapia y se pone a buscar psicóloga se dará cuenta que hay infinidad de opciones. De las primeras pautas que daría a una persona que busca psicóloga es que se fije, aunque suene obvio es que tenga el grado o licenciatura en psicología, que tenga el máster general sanitario o que sea clínico (es decir que haya pasado el PIR). Otro aspecto importante es que tenga colegiación y que cuente con formación complementaria.


En la primera sesión lo que se suele hacer es recoger el motivo de consulta, es decir la razón por la cual se ha decidido acudir a terapia. Los motivos pueden ser diferentes: inseguridades, relaciones tóxicas, problemas laborales, heridas de la infancia… Una vez que ha recogido el motivo de consulta, el profesional puede decidir pasar alguna prueba para completar la imagen que se ha hecho. Tras eso, se establecerán los objetivos que se quieren lograr con la terapia, no se podrá decir en cuanto tiempo se podrán lograr ya que las personas somos diferentes y no es una ciencia exacta. Así mismo de una sesión a otra el terapeuta podrá mandar tareas para afianzar el trabajo realizado en sesión.


El que la terapia tenga éxito depende de la adherencia al tratamiento, de la alianza terapéutica (vínculo) que se haya establecido entre otras.


Los psicólogos podemos trabajar corrientes psicológicas, yo siempre animo a que se acuda a la web del profesional u web de la empresa que hace ofrece servicio terapéutico y que se lea la experiencia y perfil de cada profesional. Una vez agendada la cita y se ha acudido a la sesión, animo a que no se quede con la primera imagen ya que en la primera sesión se está nervioso, a veces no nos ubicamos y no se hace una imagen objetiva.


Eso sí, si pasadas unas sesiones (no sé decir un número concreto, ya que variará de una persona a otra) y no hay feeling con el terapeuta o no gusta la manera de trabajar, no tengas repararos en cambiar de profesional.


Si quieres empezar un proceso terapéutico, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo