Inteligencia emocional

Incrementa tu inteligencia emocional para una mayor satisfacción con la vida diaria y éxito en tus objetivos



Según la teoría de las Inteligencias Múltiples desarrollada por el Dr. Howard Gardner, todos poseemos al menos ocho formas de inteligencia que se pueden encontrar en distintos estados de desarrollo. Una de ellas es la inteligencia emocional: ésta puede marcar la diferencia entre un buen o mal funcionamiento social, y  ha sido considerada por muchos investigadores, como un conjunto de capacidades y habilidades necesarias para tener éxito en la vida.


Las emociones influyen decisivamente en muchos momentos a lo largo de nuestra vida ya que influyen en mayor o menor grado en las decisiones que tomamos. El gran teórico de la Inteligencia Emocional Daniel Goleman, señaló los principales componentes de dicha inteligencia:


  • Autoconomiento emocional: se refiere al conocimiento de nuestros propios sentimientos y emociones y como estos nos influyen, como estos afectan a nuestros comportamientos y cuáles son las capacidades y puntos débiles con  los que contamos

  • Autocontrol emocional: nos permite reflexionar y dominar sentimientos y emocionales para no dejarnos llevar.

  • Automotivación: el trabajo en inteligencia emocional nos permite enfocar nuestras emociones en los objetivos y metas en lugar de los obstáculos ayudándonos a obtener resultados más satisfactorios

  • Reconocimiento de las emociones de los demás o empatía: nos ayudan a mejorar nuestras relaciones interpersonales y poder establecer vínculos más estrechos y duraderos

  • Habilidades sociales: las relaciones con los demás son una fuente imprescindible de felicidad personal e incluso de buen desempeño laboral. El desarrollo de una buena inteligencia emocional está muy ligado con otra de las inteligencias de la teoría que es la inteligencia verbal, solapándose en diversos puntos.


El trabajo de estos puntos puede ser clave para mejorar la satisfacción en diversos ámbitos de nuestra vida.

Nuestros Planes