Autoestima

¿Qué es?


Según Rosenberg (1965) es el sentimiento que se tiene hacia uno mismo, positivo o negativo, y que se construye por la evaluación qué hacemos de nuestras características. Tal y como decía Wilber (1995), es la base para el desarrollo humano y según Coopersmith (1996) es la evaluación que hacemos de nosotros mismos y se expresa por medio de actitudes de aprobación o desaprobación, las cuales reflejan en qué medida una persona confía en sí misma, en sus capacidades, importancia, dignidad y/o productividad. Por lo que implica la emisión de un juicio personal que se refleja en las actitudes que tenemos hacia nosotros. Son todas las creencias, pensamientos y percepciones que tenemos de nosotros.

Es un concepto que varía a lo largo del tiempo, es decir, no es algo estático y se va construyendo a lo largo de nuestra vida. Abarca diferentes áreas como pueden ser la laboral, académico, personal, amoroso, familiar, social, etc.


Desarrollo


Comienza a desarrollarse desde los primeros años de vida y se ve influida por los adultos que los rodean (por lo general suelen ser los padres) con su comportamiento, actitudes, gestos, etc. De forma que la repetición de esas situaciones en las que los adultos se relacionan con los niños de una determinada manera, hace que vayan teniendo una idea acerca de sí mismos y que vayan integrando si son dignos de amor o no, según como sean los mensajes que les transmiten.


Éstos mensajes no son cuestionados, los niños los toman como una verdad absoluta porque provienen de sus referentes.

Tipos


Baja: Implica un rechazo de nosotros mismos/as, no nos sentimos valiosos/as ni dignos/as de ser amados/as por los demás. Solemos experimentar ansiedad, miedo a equivocarnos, indecisión, dificultad a la hora de tomar decisiones y la iniciativa... A su vez puede ser;

  • Baja y estable. Es muy frecuente encontrarnos este tipo en personas que tienden a tener depresión. Les es muy complicado ver sus logros y lo atribuyen normalmente al azar, la casualidad, la suerte, etc. tienen mucho miedo a equivocarse, tienen una percepción de sí misma negativa creyéndose inferiores a los demás.

  • Baja e inestable. Se da en personas que dependen mucho de las opiniones de los demás, ya que son sensibles y muy influenciables. Su autoestima fluctúa en función de las circunstancias que los rodean.

Alta: Confiamos en nuestras capacidades y habilidades, nos aceptamos tal y como somos, nos sentimos dignos/as de ser queridos y respetados, expresamos nuestra opinión ante otras personas… Se hace la misma clasificación que con la anterior:

  • Alta y estable. No son personas que les pueda influir en gran medida los eventos externos, pueden defender su versión de los hechos y su imagen, y son capaces de desenvolverse de forma abierta.

  • Alta e inestable. Son personas que responden de forma crítica ante los fracasos ya que los interpretan como amenazas. Esto quiere decir que solo pueden tener en cuenta su punto de vista y no el de los demás, siendo muy competitivos, pero se desestabilizan fácilmente ante este tipo de eventos.

Pero ahora bien, ¿Cómo hacemos si consideramos que no es adecuada y queremos trabajar en ella?

Nathaniel Branden habla de seis prácticas para fomentar nuestra salud mental y autoestima, que son:

  1. Vivir conscientemente.

  2. La integridad personal.

  3. Aceptarse a sí mismo/a.

  4. Asumir la responsabilidad de uno mismo/a.

  5. La autoafirmación.

  6. Vivir con propósito.

Para trabajar estas áreas que forman parte de nuestra vida, y más en concreto, de nuestro día a día, es importante consultarlo con un profesional de la salud mental. En las sesiones, se van proporcionando herramientas terapéuticas para conocer cómo es nuestra autoestima, definir las áreas a mejorar y así, trabajarlas de forma guiada.




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Branden, N. (1993). Poder de la Autoestima. Paidos Iberica, Ediciones S. A.

Santa-Bárbara, E. S. (1999). Relación entre la autoestima personal, la autoestima colectiva y la participación en la comunidad. Anales de Psicología/Annals of Psychology, 15(2), 251-260.

Fan, F., & Jiyuan, F. U. (2001). Self-concept and mental health of college students. Chinese Mental Health Journal, 15(2), 76-77.

Steiner, D. (2005). La teoría de la autoestima en el proceso terapéutico para el desarrollo del ser humano. Trabajo Especial de Grado. Tecana American University.

Twenge, Jean M. (2007). Generation Me: Why Today's Young Americans Are More Confident, Assertive, Entitled — and More Miserable Than Ever Before. Free Press.

Rosenberg, M. (2015). Society and the adolescent self-image. Princeton university press.



27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo