Cuando mi estado emocional me limita la vida.

La depresión es uno de los trastornos por los que más personas acuden a consulta buscando ayuda.


La depresión es un trastorno mental del estado de ánimo en el que se engloba sintomatología emocional, conductual, somáticos, cognitivos y sociales.


Veamos la sintomatología de cada uno de ellos.


  • Sintomatología emocional: estado de ánimo triste. Hay que tener en cuenta que, en ocasiones se manifiesta por medio de la irritabilidad, nerviosismo, e incluso sensación de vacío.

  • Sintomatología conductual: ganas de hacer nada (apatía) y sensación de que no se disfruta de las cosas que se realizan (anhedonia).

  • Sintomatología somática: falta/aumento de sueño, comer mucho o poco, dificultades sexuales, problemas digestivos, cansancio, etc.

  • Sintomatología cognitiva: dificultades atencionales y de memoria. Estos síntomas afectan a la funcionalidad del paciente. Además, se suele tener una visión negativa sobre sí mismos, sobre los otros y también sobre el futuro.

  • Sintomatología social: las personas depresivas tienden al aislamiento, muchas veces por desinterés sobre las relaciones.


¿Qué podemos hacer en terapia?


Lo primero activarnos conductualmente, es decir, empezar a hacer aquellas cosas que se han dejado de hacer y que generaban placer. Así mismo realizar un programa de actividades agradables: tomar un café en una terraza, leer, escuchar música, quedar con amigas y amigos, hacer deporte entre otras.

Otra de las técnicas que se enseña en terapia es a controlar la respiración y a realizar técnicas de relajación. Estas dos técnicas nos ayudan a conectar con el presente y a rumiar menos.


En terapia también se aprende a trabajar con nuestros pensamientos, es decir, a gestionar aquellos pensamientos que nos limitan y nos hacen la vida difícil.

Un aspecto que no se debe olvidar, es que a parte de todo lo anterior, en terapia se debe hablar sobre la línea de vida de la persona, es decir, de todos los sucesos que han ido ocurriendo a lo largo de la vida del paciente ya que en muchas ocasiones el estado emocional del presente está ligado a eventos ocurridos en el pasado, a heridas no cicatrizadas.


Si te has sentido identificado/identificada leyendo el artículo, te gustaría mejorar tu estado anímico, ponte en contacto con nosotros y nuestros profesionales te ayudarán.


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo